¿Por qué instalar una fachada ventilada vidrio no es una buena decisión?

fachada

Es probable que usted entre a Internet y decida buscar “fachada ventilada vidrio” porque tiene deseos de conocer más sobre este producto para una obra que debe concretar. Permítanos informarle que el vidrio no es la mejor opción para la creación de una fachada. Una fachada ventilada vidrio es frágil, poco adaptable, pesada y no ofrece eficiencia térmica. En cambio, una fachada que emplea láminas de policarbonato es una opción mucho más acertada. 

 

En la actualidad, para que un material escogido para el acristalamiento de una construcción sea efectivo tiene que cumplir con varios atributos. Entre ellos se pueden mencionar la transparencia, la impermeabilidad, la resistencia, la durabilidad, la adaptabilidad, la versatilidad en cuanto al diseño, la ligereza, la seguridad, la eficiencia térmica, la difusión homogénea de la luz solar y la sustentabilidad. Una fachada ventilada vidrio no cumple con todos estos requisitos. 

fachada

En cambio, la lámina de policarbonato creada por la empresa líder en arquitectura de la luz Danpal® sí cumple con todos estos atributos. Comercializado con el nombre de Danpalon®, este producto es el mejor del mercado debido a sus cualidades destacadas, cualidades que superan a cualquier fachada ventilada vidrio. Cada lámina de policarbonato está confeccionada con una única e innovadora tecnología de extrusión llamada Microcell. 

 

La tecnología Microcell permite que una fachada de policarbonato sea tan clara como una fachada ventilada vidrio. Pero la extrusión también le otorga durabilidad al sistema, así como también eficiencia térmica, protección contra los rayos ultravioleta y difusión homogénea de la luz natural, propiedades que no están presentes en una fachada ventilada vidrio convencional. Cuando una lámina de policarbonato Danpalon® forma parte de una fachada producida por la empresa se transforma en una barrera que impide el paso de la lluvia o el viento al interior de un edificio.   

 

Una fachada creada con láminas de policarbonato es 200 veces más fuerte que una fachada ventilada vidrio, lo cual la convierte en una opción muy resistente a los impactos ocasionados por el granizo o las cargas de nieve. Además, la lámina de policarbonato puede curvarse orgánicamente y tomar la forma del edificio que la contendrá. Esta flexibilidad no disminuye su rendimiento térmico ni su resistencia. Como si esto fuera poco, la fachada creada con lámina de policarbonato es mucho más ligera que una fachada ventilada vidrio.  

 

La sustentabilidad ecológica es un estándar que los materiales de acristalamiento del siglo XXI deben alcanzar. Los productos de Danpal® cumplen con este estándar, ya que la creación de la lámina de policarbonato Danpalon® deja una huella de carbono mucho menor que aquella vinculada a la instalación de una fachada ventilada vidrio. La lámina de policarbonato se utiliza en soluciones a prueba de balas por su resistencia, pero también porque el material es incombustible y seguro para los usuarios del edificio. 

 

Al comparar una fachada creada con la lámina de policarbonato Danpalon® con una fachada ventilada vidrio estamos en condiciones de afirmar que la ciencia vinculada a los materiales de la construcción ha avanzado mucho. Este producto revolucionario nos brinda una opción de acristalamiento que es más fuerte, más liviana, más eficiente, más durable, con más posibilidades estéticas y más respetuosa del medio ambiente.