Sistema de fachadas contemporáneo con sabor a Bauhaus

sistema de fachadas

La honradez del sistema de fachadas de policarbonato celular de la residencia Quirk en Australia no es lo único que recuerda a la Bauhaus cuando se estudia por primera vez este proyecto. A primera vista, es más la utilización del sistema de fachadas y cubiertas como una gran vidriera lo que recuerda a las obras de diseño industrial de la escuela alemana de principios del siglo pasado. Los colores, la estructura vista del sistema de fachadas, las diversas tonalidades del policarbonato celular de Danpal®… Todo ello apunta a un diseño que bebe de la arquitectura de la primera mitad del siglo XX.

Sin embargo, al estudiar con más detenimiento los sistemas de esta residencia, las teorías de Walter Gropius se hacen más precisas, y descubrimos que realmente la forma sigue a la función y no viceversa en este sistema de fachadas. No se trata del diseño como fin en sí mismo, sino que la función del sistema de fachadas consigue todos sus objetivos gracias al diseño.

sistema de fachadasEn primer lugar, la utilización de paneles de policarbonato Danpal® para el sistema de fachadas establece el ritmo horizontal, con un ancho de un metro para todos ellos. A continuación, estos mismos paneles, utilizados tanto en las fachadas como en la cubierta, permiten aprovechar al máximo las bondades de la iluminación natural diurna, pero sin aumentar la temperatura del espacio creado en el interior del sistema de fachadas unificado con la cubierta.

Se modula la cantidad de luz que atraviesa el sistema de fachadas y la cubierta mediante el uso de paneles traslúcidos de distintas tonalidades, que a la vez crean un ritmo en esta vidriera contemporánea y enriquecen el diseño general. Además, los paneles de policarbonato celular de Danpal® ayudan a mantener las condiciones de temperatura en el interior del espacio para lograr un entorno lo más autosuficiente posible.

Así, la forma es consecuencia de la función, creando un espacio contemporáneo, ecológico y rico en diseño que utiliza para su sistema de fachadas y cubiertas un material del siglo XXI, el policarbonato celular de Danpal en varios colores para aportar profundidad al diseño sin apartarse un ápice de la función primigenia: crear un espacio vividero que permita el contacto visual entre interior y exterior, a la vez que se mantienen las condiciones de confort del espacio interior.